Los dispositivos móviles son utensilios que albergan una gran cantidad de contenido de carácter privado o personal, motivo que lleva a algunos de contar con algún medio que permita ubicar estos elementos sin importar el lugar, llevando a preguntarnos acerca de la Legalidad que implica el rastreo de un celular.

La Legalidad en el rastreo de celulares

Los dispositivos móviles le otorgan a cualquier individuo la capacidad de realizar una diversidad de actividades desde estos elementos. Permitiendo su utilización en ámbitos laborales, interactivos y sociales, demostrando la importancia de estos dispositivos en la sociedad.

La variedad de estos elementos permiten utilizarlos en cualquier parte, sobresaliendo la utilización de Smartphone, que a pesar de su tamaño compacto, cuentan con la destreza de ser un dispositivo multitarea, es decir, permiten la capacidad de efectuar una diversidad de actividades en ellos.

Una de las herramientas implementadas en estos dispositivos, es la inclusión de un chip que permite la ubicación de estos elementos, ideal para encontrarlos en caso de pérdida o hurto, y en casos extremos, rastrear a un familiar o ser querido, permitiendo saber en dónde se encuentran en todo momento.

A pesar de las buenas intenciones que se pueda tener en el rastreo de un ser querido, es sobresaliente lo invasivo que pueden ser este tipo de actos, siendo la privacidad uno de los principales derechos que posee cualquier individuo, si seguimos los principios de la Legalidad.

Generalmente, el acceso a dispositivos móviles o el rastreo de los mismos que pertenezcan a terceros es considerado a nivel legislativo, un acto ilegal. Pese a ello existen excepciones que permiten la realización de estos actos, siendo uno de ellos el disponer del consentimiento legal en determinadas situaciones.

Bajo otras circunstancias es posible realizar un rastreo, siendo otra excepción a este acto de carácter ilícito, la perdida, el hurto, o la ubicación de un padre o en aquellos menores de edad, permitiendo de este modo efectuar debidamente un rastreo y evitar del mismo modo un castigo por dicho acto.

Comprendiendo lo que abarca efectuar un rastreo del teléfono, podemos realizar este tipo de actividades a través de ciertas apps descargables. Del mismo modo, a través de las apps que dispone por defecto el teléfono, sin embargo, es conveniente recibir un correcto asesoramiento en cuanto a sus repercusiones.

En alguna situación de incidencia, saber el lugar en donde se encuentra cualquier individuo es de gran beneficio, el rastreo de un teléfono es un acto ilícito con un castigo en prisión que van de dos meses a los dos años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies