Seguramente si estás embarazada ya te hayas dado cuenta de que hay muchas cosas que vas a tener que dejar para después del embarazo, desde el control de alimentos hasta trasnochar, ir al gimnasio, etc…

Con el avance del embarazo también se ganan kilos, nuestro cuerpo cambia y no nos vemos como antes. En la sociedad actual se está poniendo muy de moda el culto al cuerpo y la vida sana.

Pensarás que si no puedes ponerte a dieta ni salir a correr 8 kilómetros no habrá nada que impida que los kilos de más se acumulen y que aparezca la flacidez o pierdas tono. pero nada más alejado de la realidad, las clases de baile Madrid son una opción perfecta para todas aquellas mujeres que estén esperando un bebé pero también quieren cuidarse.

 

Te contamos todos los beneficios del baile para embarazadas a continuación:

1. Nos permite controlar nuestro peso. No nos olvidemos de que el baile es un deporte y como cualquier otra disciplina deportiva es una manera muy efectiva de controlar nuestro peso. Por muy moderado que sea este estaremos en movimiento y por  lo tanto consumiendo muchas más calorías que estando en el sofá de casa.

2. Seguiremos estando en forma. Nuestros músculos no perderán tono muscular, seguiremos sintiendo que nuestro cuerpo se encuentra fuerte y flexible de cara a los meses que nos quedan de embarazo.

3. Eliminamos cualquier tipo de tensión. Fuera estrés, el simple hecho del parto y en convertirnos en madre después aterroriza a cualquiera. El baile es un relajante perfecto, mientras estemos en clase estaremos tan pendientes de la música y de los pasos de la coreografía que se nos olvidará el resto.

4. Nos divertiremos. Sobre todo en los meses más avanzados, en los que apenas podemos trabajar será una forma divertida de pasar el rato y conocer a gente nueva.

5. Fortaleceremos nuestra columna. Entre uno de los principales beneficios que podemos encontrar es el de fortalecer los músculos que sujetan nuestra columna. Esto es muy importante ya que durante el embarazo aumentamos de peso considerablemente y la primera que sufre estos cambios es nuestra columna, y nosotras los dolores. Al bailar reducimos considerablemente el riesgo de padecer dolores de espalda, mejorar nuestra postura y fortalecer la zona para los meses que vienen.

6. Dormimos a pierna suelta. Igual que cualquier tipo de deporte, al gastar energía y relajarnos cuando llegamos a casa dormimos mucho mejor. Al reducir síntomas como el dolor de espalda, la hinchazón de piernas o el estrés descansaremos como hace tiempo que no lo hacemos.

7. Mejora nuestro estado de ánimo. Al bailar (no solamente en el embarazo) liberamos endorfinas, las cuales están directamente relacionadas con el sentimiento de la felicidad.

8. Mejoramos nuestra autoestima. Al vernos menos estresadas, con menos dolores, sin estrés y aprendiendo algo nuevo a la vez que nos mantenemos en forma nuestra autoestima no solamente no decaerá sino que aumentará.

9. Puede ser una manera divertida de hacer actividades junto a nuestra pareja. Ser papás no significa renunciar al romanticismo  y a la vida en pareja. El embarazo puede convertirse en la excusa perfecta para iniciar un hobby nuevo que podréis continuar muchos años después. El baile se usa en muchos casos como terapia de pareja, el contacto, la música, los dos solos frente a frente disfrutando, la desconexión de la rutina hacen que nos sintamos con mucha más sintonía y conexión con el otro.

10. La recuperación tras el post parto va a ser más efectiva y rápida. Si nos decantamos por dar clases de una escuela de baile, durante la gestación estaremos fortaleciendo nuestro suelo pélvico, vientre y espalda, además de acumular más grasa de lo normal, factores decisivos en una pronta recuperación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies