Todos alguna vez hemos querido consultar con algún vidente, que desplieguen sus cartas y confirmen o nieguen nuestros más grandes temores. Ahora bien ¿cuándo dejar que te lean las manos?

Mejor aún ¿por qué hacerlo? Bueno, a continuación te daremos algunas razones para que lo hagas. Pero antes, debes saber que a este arte se le llama quiromancia, que es un método de adivinación y es el nombre científico que se le da a las lecturas de manos.

¿Qué debes saber antes de que te lean las manos?

  • Aunque hay un gran número de videntes muy buenas, debemos decepcionarte: la quiromancia no predice el futuro, sino que su objetivo es analizar tu personalidad para poder decirte quién eres y dónde has estado. Es decir, puede ver tu pasado, de ahí que algunos lo hayan confundido con un acto de adivinanza.
  • Por otra parte, la lectura de manos tiene su origen en las culturas de Euro-Asia y Asia, pero sobre todo en la India, aunque fue popularizada por los gitanos en Roma.
  • Ahora bien, tenemos la idea estandarizada que la lectura de manos se basa en las líneas que hay en ellas, pero de hecho va más allá; toma en cuenta la textura, las uñas, su color, las huellas digitales y la forma de tu mano.
  • Otro dato que debes saber es que la quiromancia se trata de las manos y no de otra parte del cuerpo porque esta ciencia considera que tus palmas son los instrumentos principales que usamos para desenvolverlos en nuestro día a día.

¿En qué aspectos nos fijamos para leer las manos?

Dejemos algo en claro, este artículo no va a volverte un quiromántico experto, sin embargo, te explicaremos las dos primeras cosas en las que se fijan para interpretar nuestras manos:

1# La textura de tu mano.

Si la textura es suave, significa que eres una persona tranquila y que tu temperamento es calmo; si son rugosas significa que eres inquieta y de mal carácter.

Si se siente blanda al tacto implica que eres alguien flojo y si al palparla es musculosa significa que sufres de estrés y que siempre estás muy preocupado.

Por último, si tus manos son duras, eres alguien pesimista y si son firmes, significa que eres una persona activa y que siempre inicia nuevos proyectos.

2# El color de tus palmas.

  • El rojo implica vigor y pasión.
  • Si son amarillas implica melancolía.
  • Si son rosadas eres entusiasta y la esperanza es lo tuyo.
  • Si son blancas eres una persona desinteresada y algo egoísta.

Ahora que ya sabes todo esto ¿qué esperas para hacer que te lean las manos? ¡hazlo ya!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies